Nuestro derecho, nuestro lugar, nuestro futuro…

Texto:

Estudiante de Comunicación Social (UNM)

Tuits y gritos

La adquisición de Twitter por parte del multimillonario sudafricano Elon Musk, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, despierta interrogantes y preocupaciones en muchos sectores. ¿Qué está en juego de concretarse el traspaso accionario?
“Es peligroso que la aplicación esté en manos de una sola persona”, señala el periodista científico y docente Ricardo Goldberger

A lo largo de la historia,  distintos magnates adquirieron periódicos o grupos de comunicación para alcanzar cierto poder político. Recientemente, Musk anunció que comprará Twitter por el mismo motivo. Aunque hace muy pocos días él advirtió que podría no avanzar con la operación si la red social no demuestra que el porcentaje de cuentas falsas es inferior al 5 por ciento, cabe preguntarse qué implicancias tendrán para la libertad de expresión y el derecho a comunicar si finalmente se realiza la megatransacción.

Ricardo Goldberger, periodista científico y docente en la Universidad Nacional de Moreno (UNM), sostiene que “no existe certeza de qué va a hacer Musk con Twitter”, pero afirma que debido a que es una red social que se utiliza como medio de difusión de campañas políticas, la adquiriría por necesidad de ganar poder. Además, declara que la intención del magnate para con la libertad de expresión es discutible, por lo que “es peligroso que la aplicación esté en manos de una sola persona”.

Esto lleva a preguntarse qué pasará con aquel derecho en Twitter si la aplicación está controlada por un solo accionista. Luis Lazzaro, también periodista, docente de la UNM y especialista en Educación, Lenguaje y Medios,  considera que “la cooptación de la plataforma en manos de un único propietario permite retirar a la compañía del escrutinio público que tiene en la Bolsa de Valores a fin de cotizar libremente y permitir la participación de diversos accionistas con balances a la vista”.

Por su parte,Lazzaro piensa que se debe a las acciones anteriores del millonario y cómo esas malas experiencias generan cierta desconfianza en los consumidores de la aplicación.

Es importante pensar las implicancias de la operación comercial en términos de comunicación, ya que podría cambiarse la manera en la que interactúan los usuarios en la red social. Lazzaro estima que todo depende de los modos de circulación y asimetrías en el flujo de contenido y agrega: “Twitter es un dispositivo de influencia política. No es menor para alguien que tiene negocios que dependen tanto de la política, como por ejemplo el lanzador de vehículos espaciales SpaceX o grupos financieros como PayPal”.

Por otra parte, es interesante analizar cómo se podría ver afectada la comunicación de las grandes marcas en Twitter. Daniela Bruno, especialista en marketing, y coordinadora y docente en la plataforma de enseñanza online Coderhouse, cree que “la libertad de expresión se verá cercenada en términos de marketing y publicidad, por lo que las marcas deberán evaluar la situación para saber si la comunicación cambiará, tendrá recortes o seguirá de la misma manera”.

También es importante preguntarse sobre la regulación de contenido en Twitter y cómo cambiará (o no) si se concreta la compra de la red por parte de Musk. Si bien la aplicación no emplea los mismos algoritmos que Facebook o Instagram, dice contar con reglas para que no se propaguen voces de odio dentro de la misma. Goldberger cree que es una pregunta pendiente qué hará el fundador de PayPal con las regulaciones de la nueva plataforma de su imperio

Según los expertos, solo pasado un tiempo se podrá ver cuánto se habrá afectado la libertad de expresión. Aunque Bruno advierte que “el malestar se sintió a partir del primer día en que Elon Musk logró tomar el poder de esta red social.” Sin embargo, las esperanzas de que los cambios no sean para peor están intactas.

Comparte esta nota 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

otros artículos
relacionados

Ingresar usuario y contraseña
Logout